Nota de agradecimiento

Hoy, día gozoso para todos los cristianos pues con su Resurrección el hijo de Dios nos redime y libera del pecado de la humanidad, la Junta de Gobierno, a través de esta nota quiere mostrar su agradecimiento a todas aquellas personas que de un modo u otro han contribuido al buen desarrollo de la Estación de Penitencia que nuestra Hermandad efectuó la pasada Madrugada del Viernes Santo.

- A los medios de comunicación por el trato recibido en sus informaciones y por el trabajo realizado en pos de difundir el desarrollo de nuestra Cofradía.

- A las fuerzas de seguridad y personal sanitario y protección civil por estar siempre pendiente de lo que pudiera ocurrir, así como por su disposición en ayudar en lo que se le requirió y en todo lo que hizo falta.

- A todas las Hermandades, que como cada año, nos recibieron en su casa a lo largo del discurrir de nuestra Cofradía, abriéndola a todos nuestros nazarenos.

- A todos los hermanos de la Hermandad, que de una manera u otra realizaron Estación de Penitencia (auxiliares, acólitos, monaguillos, cuerpo de capataces, costaleros...) por su comportamiento y saber estar. Muy especialmente mostramos nuestro agradecimiento a aquellos que, ya sea en plenitud de facultades, mermados físicamente, pequeños, mayores, nuevos o más veteranos como miembros de la Corporación, vistieron el hábito de nazarenos dando cumplimiento de esa forma al más importante acto de culto y razón fundamental de la constitución de nuestra Hermandad, dar testimonio público de Fe haciendo penitencia.

- A la ciudad de Dos Hermanas por acompañar, como siempre, a través de los fieles y devotos del Señor del Gran Poder y su Madre, María Santísima del Mayor y Traspaso, a Nuestros Sagrados Titulares.

Reiteramos a todos nuestro agradecimiento, redundando en el respeto mostrado y que sin lugar a dudas contribuyó a la sobriedad de nuestra Cofradía y en la alegría y felicidad que hoy podemos mostrar por haber vivido una espléndida Estación de Penitencia.

De igual modo, pedimos sinceras disculpas por los errores que hayamos podido cometer y que desde hoy mismo, siempre pensando en el bien común de todos nuestros hermanos, nos afanaremos en corregir y subsanar con ilusión y responsabilidad.