Agradecimientos XXXIX Peregrinación al Rocío

12 Jun 2018

 

Un año más, los peregrinos de nuestra Hermandad llegaron a la aldea del Rocío para postrarse y poner a los pies de la Blanca Paloma la ofrenda de tres días de esfuerzo y cansancio. Un arduo andar de sobra recompensado al cruzar el dintel del Santuario y cruzar la mirada con la Santísima Virgen del Rocío. Detrás de las emociones y el gozo de los días de convivencia vividos por todos los peregrinos queda la satisfacción del deber cumplido. 

 

Muchas son las personas y entidades que con su labor y compromiso prestan su ayuda para que todo transcurra dentro de los cauces de la normalidad. Velando para que todo salga lo mejor posible y se alcancen los objetivos marcados.

 

Es por ello por lo que la Junta de Gobierno de la Hermandad quiere hacer constar su agradecimiento a todas las personas que han desempeñado tareas en los servicios de cocina, bebida, recogida de basuras y de conducción de vehículos, siempre prestos a ayudar a todos y cada uno de los peregrinos.

 

Al personal sanitario, Cruz Roja Española y a la dotación del Ejército que nos han acompañado cuidando con mimo la salud de todos los integrantes de la peregrinación.

 

A la Guardia Civil por velar por la seguridad en cada momento que se le ha necesitado. A la policía local y a los correspondientes Ayuntamientos de Coria, La Puebla, Villamanrique y Dos Hermanas por facilitarnos el transitar por sus municipios y toda la colaboración prestada en lo que se les ha requerido.

 

A los Romeros de la Puebla, que en este año que celebran 50 años de carrera artística quisieron unirse y pasar junto a nosotros un rato de cantos por sevillanas a las plantas del bendito Simpecado de su Hermandad.

 

A nuestros hermanos incombustibles de la sangría por aliviar la sed de nuestros caminantes en el transitar hacia la aldea un año más.

 

A nuestro querido párroco, D. Manuel Sánchez de Heredia por estar siempre receptivo a nuestras solicitudes.

 

A las hermandades del Rocío de Coria, la Puebla, Villamanrique, Los Palacios, Dos Hermanas y a la Matriz de Almonte por su siempre cariñosa acogida y hospitalidad.

 

Y por último, y más importante, mostramos nuestro más profundo y sincero agradecimiento a todos y cada uno de los peregrinos que han realizado el camino. Gracias por vuestro comportamiento, por vuestro saber estar y por vuestro respeto. 

 

Ahora que se acallaron los cantes y ya se percibe como un lejano eco el resonar de la Salve, hacemos balance y nos sentimos plenamente satisfechos por como se ha desarrollado todo. Sabedores que siempre hay cosas por mejorar, ese sin duda seguirá siendo nuestro empeño. El compromiso de continuar trabajando con las mismas ganas e ilusión de siempre para seguir mejorando y engrandeciendo nuestra Peregrinación y honrar de la mejor forma posible a la Santísima Virgen.  

 

 

Please reload