CORTEJO DEL PASO DEL SEÑOR

CRUZ DE GUIA

La Cruz de Guía fue realizada en los Talleres de Orfebrería Villarreal en el año 1970. Es de madera de color negro, fileteada de metal plateado y repujado, llevando en el mismo tipo de metal y en su parte superior, las iniciales I.N.R.I.. Y en la intersección del asta y los brazos, el escudo de la Hermandad por el anverso y el reverso, circundado los vértices de esta Cruz, rayos que representa la Omnipotencia de Dios.

La Cruz de Guía, debe abrir todas las procesiones, y en la penitencial será llevada según la costumbre, siempre en alto, por un hermano nazareno, flanqueado por otros dos portando faroles con cera morada encendida.

En la actualidad y desde el año 1989, la Cruz de Guía, procesiona flanqueada por unos faroles realizados también por Villarreal. Anteriormente era escoltada por los dos faroles que hoy día acompañan al Simpecado de nuestra Hermandad.

SENATUS

El Senatus de nuestra Hermandad fue realizado en los talleres de Orfebrería Villarreal en el año 1964. El Senatus es una insignia simbólica de la intervención del poder civil de Roma en la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo que carece de significado litúrgico.

Es una banderola de metal repujado plateado con las letras S.P.Q.R. en metal dorado en el anverso y reservo, rematado en su parte superior central con el escudo de la Hermandad asido por dos ángeles corpóreos, y fijada a una vara del mismo metal plateado, rematada por un águila imperial posada sobre una corona de laurel.

Es una insignia que solo se usa en la Estación de Penitencia y va flanqueada por varas.

GUION DE LA CARIDAD

El Guión de la Caridad fue realizado en los talleres de los Hermanos Delgado López de Sevilla en 1999. Representa la justicia que debemos de tener los unos con los otros y la caridad que nos urge en Jesús; es un banderín de terciopelo morado, bordeado por ambas caras por una artística orla de metal plateado y repujado, figurando en la parte central superior el escudo de la Hermandad, asido por dos ángeles corpóreos, rematado su parte inferior por siete borlas cuyas cabezas son de metal cincelado y plateado, y sus flecos son de hilo de oro y de seda morada. En su anverso, en la parte central, se contempla la figura de la Justicia, representada por la imagen de una mujer de cabellos largos, teniendo en su cabeza una diadema y los ojos vendados, vistiendo túnica al estilo griego, portando en su mano izquierda una balanza, y en su mano derecha una espada, teniendo los pies desnudos. Estando dicha figura circundada por un pórtico de un palacete, y de estilo churrigueresco son las dos columnas que sostienen dicho pórtico, figurando a ambos lados del mismo la leyenda en latín "SUUM CUIQUE", todo en metal plateado y cincelado y la figura de la Justicia policromada en sus colores.

En su reverso figura un pelícano con el vientre abierto dándole de comer a sus hijos de su mismo cuerpo, y en su parte inferior la leyenda en latín "CHARITAS CHRISTI URGET NOS".

Dicho guión va fijado a una vara de metal plateado y repujado, rematada en su parte superior por un templete en cuyo interior figura una custodia, estando el templete rematado por una cruz.


BANDERA MORADA

Representa la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, es de seda morada y lleva una cruz de color rojo. Va fijada a un asta de madera y atada a la misma en su parte superior por un lazo morado y un lazo rojo, con el remate del escudo de la Hermandad asido por dos ángeles corpóreos y terminando dicho escudo en punta de lanza, todo ello en metal repujado, cuyo tercio inferior y visible va igualmente recubierto de metal plateado.


BANDERA DEL CARDENAL SPÍNOLA

Presentadas las primitivas reglas al Cabildo General, estas fueron aprobadas por el mismo, el día 1 de abril del año 1900. Sometidas posteriormente a la Autoridad Eclesiástica, dichos preceptos fueron refrendados con fecha de 5 de Abril de 1900 por el Arzobispo de Sevilla, Don Marcelo Spínola y Maestre, bajo pontificado de Su Santidad el Papa León XIII. El aludido Arzobispo que posteriormente fue nombrado Cardenal, fue Beatificado por el Pontífice Juan Pablo II el día 29 de Marzo de 1987. Por dicho motivo la Hermandad decidió realizar una bandera en honor de Don Marcelo Spínola y Maestre.

Esta insignia fue estrenada en el año 1991 y se compone de un asta realizado en los talleres de orfebrería de los Hermanos Delgado López en Sevilla. Al asta se sujeta una bandera de color rojo en la que en su anverso figura bordado, el escudo del Cardenal en sus colores y en su reverso, también bordado, en hilo dorado la inscripción "Episcopus-Diocesanus-Hispalensis Confraternitatem Nostram Erexit E Susque Regulas Legitime Probavit V-IV-MCM" "Joannis Paulus II Pontifex Maximus Beatorum Fastis Adscripsit XXIX-III-MCMLXXXVII Anno Domini".

Nuestra Hermandad tiene el honor de contar con una reliquia del Beato Marcelo Spínola, la cual se encuentra en un templete situado en el asta de la Bandera erigida en su memoria.

GUION DE LA EPIFANIA

Insignia simbólica que representa la adoración de los Reyes Magos ante el GRAN PODER DE DIOS. ES un banderín bordeado por ambas caras por una artística orla de metal plateado y repujado, figurando en la parte central superior el escudo de la Hermandad. En su anverso se completa la escena de la Sagrada Familia, recibiendo la Adoración de los Magos de Oriente, y en su parte inferior la leyenda en latín "ET PROCIDENTES ADORAVERUNT EUM" (Mat. 2,11).

En su reverso figura la Estrella de Oriente con su ráfaga, y en su parte inferior la leyenda en latín "PRINCIPATUS SUPER HUMERUM EIUS" (Is. 9, 5). Dicho banderín va fijado a una vara de metal plateado y repujado rematada en su parte superior por una estrella.

Todo el trabajo de orfebrería y policromía va superpuesto sobre fondo de terciopelo morado.

BANDERA PRIMITIVA

Representa la Pasión y Muerte de Nuestro señor Jesucristo, es de seda negra con una cruz de color rojo. Va fijada a un asta de madera y atada a la misma en su parte superior por un lazo negro y otro rojo, con el remate del escudo primitivo de la Hermandad asido por dos ángeles corpóreos y terminando dicho escudo en punta de lanza, todo ello en metal plateado y repujado, cuyo tercio inferior y visible va igualmente recubierto de metal repujado plateado. Es la bandera primitiva de la Hermandad. Se estrenó en 1986, el asta es obra de los Talleres de Villarreal y la Bandera fue confeccionada por nuestra hermana Ana María Alonso Posadas. Procesiona en recuerdo de que esta fue la bandera de la Cofradía por acuerdo de fecha 23 de julio de 1905 "... al objeto de imitar con ello a la Hermandad del Gran Poder de Sevilla". En el cortejo procesional, figura cerrando el sexto tramo de nazarenos del paso del Señor, flanqueada por hermanos portando varas.

ESTANDARTE

Es la insignia más importante de todas, pues es la que representa a la Hermandad. En sus orígenes, según algunos autores, fueron banderas. Su peculiar forma característica, es debida a que no se llevaban ondeando, sino recogidos en señal de luto, lo que motivó su transformación, y adoptaran su forma actual, haciendo que popularmente se les denomine "el bacalao". En sus principios, iba a la cabeza de las procesiones, pero paulatinamente se fueron alejando de ésta, para pasar a la cercanía de las imágenes. Ya a finales del siglo XVII, aparece portada por el Escribano o Secretario.

Si la describimos, diremos que es una insignia a modo de bandera, formada por una tela, generalmente de terciopelo y del color distintivo de la Cofradía, sobre la que va el escudo de la Corporación en el centro. Esta tela va unida a un asta, que remata en una cruz, y va cubriendo un armazón que va fijado al mismo, y cuya forma es la de un triángulo isósceles muy estilizado unido a una semicircunferencia en su base, bajo la cual la tela es recogida por un cordón en oro o seda -con borlas en su parte inferior-, que baja verticalmente desde la cruz.

Preside cualquier representación, bien en la anual procesión del Corpus Christi, en la procesión del Santo Entierro, en la de Nuestra Patrona Santa Ana, o en otro acontecimiento religioso a los que asista corporativamente la Hermandad, siendo portada por el Secretario.

En las Reglas de nuestra Hermandad se recoge que esta insignia representa simbólicamente a la corporación y se le describe como una bandera de terciopelo morado recogida alrededor de un asta, ostentando sobre la misma, bordado en sus colores, el escudo de la Hermandad. Así mismo nuestra Reglas nos señalan que por su alta representación, figurará siempre en lugar preeminente en los actos corporativos, asistido de hermanos que le den guardia de honor. Igualmente se señala que debe ser portado por el Secretario.

El actual,-el cuarto que se conoce-, fue estrenado en la Semana Santa de 1998, siendo realizado en terciopelo morado y bordado, en los talleres de Fernández y Enríquez de Brenes. El asta, rematado por una cruz, es obra de los talleres de Orfebrería Villarreal.


CORTEJO DEL PASO DE LA SANTISIMA VIRGEN

SIMPECADO

Insignia tradicional en las cofradías sevillanas, simbólica del espíritu mariano y concepcionista de éstas. En forma de lábaro con amplias caídas laterales triangulares, todo ello confeccionado en metal plateado y repujado superpuesto sobre fondo de terciopelo morado.En su centro figura esculpida en el mismo metal, una imagen de la Inmaculada Concepción, orlada por la frase, "Concebida Sin Pecado Original" y en la parte inferior central el escudo de la Hermandad.

La vara que lo soporta es del mismo metal y trabajo de orfebrería, en su parte superior lleva un templete y en su interior un corazón traspasado por una espada, alusivo al MAYOR DOLOR Y TRASPASO DE MARIA SANTÍSIMA, estando este templete rematado a su vez por una cruz, de la cual pende un cordón hacia ambos extremos superiores, bajando este hasta superar los extremos inferiores. Este cordón esta confeccionado en hilo de seda y en los colores representativos de la Hermandad.

Fue estrenado en la Semana Santa de 1983, siendo obra de los talleres de Villarreal, y donado a la Cofradía por el hermano, ya fallecido, Carlos Delgado de Cos. En el cortejo procesiona cerrando el primer tramo del paso de la Santísima Virgen, flanqueado por hermanos portando sendos faroles.

GUION DE SAN JUAN

Insignia que figura en el cortejo procesional en honor de nuestro Amadísimo Titular SAN JUAN EVANGELISTA y en ella se simboliza la juventud de esta Hermandad. Es un banderín de metal plateado y repujado, figurando en el anverso, en letras superpuestas de metal dorado, la leyenda en latín "SANCTUS JOANNES EVANGELISTA ANNO DOMINO MCMLIV" (año en que por primera vez hizo Estación de Penitencia la Sagrada Imagen de San Juan Evangelista), y en reverso se reflejan las palabras GRUPO JOVEN, también en letras superpuestas de metal dorado, todo ello sobre fondo de terciopelo morado. En la parte superior central de ambas caras figura la Cruz de San Juan.

Esta banderín va fijado a una vara de metal plateado y repujado, rematada en su parte superior por el escudo de la Hermandad, asido por dos ángeles corpóreos.

Fue estrenado en la Semana Santa de 1981, obra de los talleres de Villarreal, y donado a la Cofradía por el Grupo Joven de la Hermandad. En el cortejo procesional figura cerrando el segundo tramo del Paso de la Santísima Virgen, flanqueado por hermanos portando varas.

GUION DE SANTA ANA

Esta insignia, contemplada en las Reglas de nuestra Hermandad, está dedicada a nuestra Excelsa Patrona Señora Santa Ana, y en su honor procesiona en nuestra Cofradía. Es un banderín de terciopelo morado, bordeado por ambas caras por una artística orla de metal plateado y repujado, figurando en la parte central superior el escudo de la Hermandad asido por dos ángeles corpóreos, rematada en su parte inferior por siete borlas cuyas cabezas son de metal cincelado y plateado, cuyos flecos son de hilo de oro y de seda morada. En su anverso, en la parte central, se contempla la imagen de Santa Ana, circundada por una ráfaga y a la vez ésta por un pórtico sostenido por dos columnas de estilo salomónico que sustenta las palabras " SEÑORA SANTA ANA". También figuran en este anverso tres ángeles corpóreos, el primero a los pies de la Patrona portando una campana; a la derecha de la Santa Ana el segundo, portando un rosario; y a la izquierda el tercero portando una cruz: atributos éstos, hallados en la cueva donde se encontró la imagen de nuestra Patrona. Este pórtico aparece flanqueado por la leyenda "TÚ EL HONOR DE NUESTRO PUEBLO", todo en metal plateado y repujado y la imagen de la Santa policromada en sus colores.

En su reverso figura la oración de Santa Ana: "ELEGIDA POR DIOS PADRE, EN EL PLAN DE REDENCION, ANA MADRE DE MARIA, INTECEDE A DIOS POR NOS..."

Todo el trabajo de orfebrería y policromía va superpuesto sobre fondo de terciopelo morado. Dicho banderín va fijado a una vara de metal plateado y repujado, rematada en su parte superior por un templete, en cuyo interior figura la imagen de Santa María Magdalena, estando este templete a la vez rematado por una cruz.

Fue estrenado en la Semana Santa de 1986, siendo obra de los talleres de Villarreal.

BANDERA BLANCA

Esta insignia representa la pureza de María, y tiene el mismo significado que el Simpecado, pues manifiesta públicamente la devoción a la Santísima Virgen en el Misterio de su Inmaculada Concepción.

Aunque su nombre es el de Bandera Blanca, suele también denominarse Bandera de la Virgen. Es de color blanco y de forma cuadrada. En el centro de una de sus caras lleva el anagrama mariano coronado por doce estrellas, todo circundado por la leyenda: "Quien como María Madre de Dios concebida sin pecado". Todo va bordado en hilo de seda de color celeste. En el centro de la otra cara va representado un corazón rojo, traspasado por una espada de color plateado, yendo circundado por la leyenda: "María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso", bordada en hilo de seda de color celeste.

Esta bandera va fijada a un asta de metal plateado y repujado, en cuya parte superior figuran dos lazos, uno blanco y otro celeste, y rematado por el escudo de la Hermandad.

Esta insignia, -junto con la Cruz de Guía y el Estandarte-, tiene la particularidad de ser las tres únicas que en caso de que la Cofradía tuviera que refugiarse en otro templo durante la Estación de Penitencia, pueden formar parte del cortejo procesional que se organice para el regreso de las Sagradas Imágenes.

Fue estrenada en la Semana Santa de 1982, siendo los trabajos de orfebrería obra de los talleres de Villarreal, y la bandera confeccionada y bordada por Carmen Jurado Alfonsín.

LIBRO DE REGLAS

Son los estatutos por los que se rige la Hermandad, aprobados por el Cabildo General y refrendados por la autoridad eclesiástica. Las primitivas Reglas, fueron aprobadas por el Cardenal Don Marcelo Spínola y Maestre el 5 de abril de 1900, las actuales fueron aprobadas en Septiembre de 1987.

Se incluye como insignia en la Cofradía, como símbolo del acatamiento que todos los hermanos deben guardar a las Reglas de la Hermandad. Antiguamente en las procesiones también figuraba como insignia, pero con una función más activa, ya que podía ser consultado en cualquier momento sobre determinadas cuestiones, y además servía de acreditación de la antigüedad y aprobación de la corporación por la autoridad eclesiástica.

El Libro de Reglas lleva una sobrecubierta de terciopelo morado con apliques en metal plateado y con el escudo de la Hermandad en el centro. Durante la Estación de Penitencia figura entre los nazarenos que acompañan a la Santísima Virgen, abriendo el último tramo. El hermano que lo porta lleva en la otra mano una pértiga en metal plateado y repujado, como signo de la autoridad que representan las Reglas. La orfebrería es obra de los talleres de Villarreal. Le libro va escoltado por cuatro varas con el escudo primitivo de la Hermandad (corazón traspasado por una espada y circundado por ráfagas).

Durante los cultos que se dedican a los titulares de la Hermandad, se coloca sobre un atril, abierto por sus páginas centrales, donde se contemplan dos antiguas fotografías del Señor y de la Virgen, estando flanqueado por dos candeleros con cera encendida.

BOCINAS

Las bocinas eran en la antigüedad instrumentos musicales, y se denominaban trompetas dolorosas; servían para anunciar al pueblo la celebración de actos penitenciales o expiatorios mediante la emisión de unos sonidos roncos y lúgubres, los cuales predisponían el ánimo de los que contemplaban el cortejo procesional.

En la actualidad las bocinas constituyen una reliquia de estas antiguas trompetas fúnebres, habiendo quedado reducida su función a un motivo ornamental, careciendo por lo tanto d significado litúrgico.

Nuestra Hermandad las conserva en recuerdo del pasado, utilizando cuatro de ellas, de las que dos preceden a la imagen del Señor y otras dos a la de la Santísima Virgen. Van provistas de banderolas de terciopelo morado con el escudo antiguo de la Hermandad bordado en sus colores en hilo de seda.

Las bocinas son de metal plateado y sus portadores, situados delante de los correspondientes pasos procesionales, las llevarán sobre el hombro.

Las bocinas que procesionan actualmente se estrenaron en el año 1999, y son obra del taller de orfebrería sevillano de los Hermanos Delgado López.

FAROLES DE CRUZ DE GUIA

Son obra de los talleres de Hermanos Delgado López, en metal repujado y plateado y fueron estrenados en la Semana Santa de 1987


FAROLES DEL SIMPECADO

Fueron realizadas en los talleres de Villarreal y estrenados en la Semana Santa de 1970. Desde esta fecha y hasta 1986, acompañaron a la Cruz de Guía.

JUEGO DE INCENSARIOS Y NAVETAS

Se estrenaron en 1995, en el traslado de las Sagradas Imágenes desde la Parroquia de Santa María Magdalena hasta su nueva Capilla. 

JUEGO DE CIRIALES

Fueron estrenados durante el traslado de las Sagradas Imágenes hasta su nueva Capilla en 1995. Son obra de los talleres de Hermanos Delgado López.


VARAS DE PRESIDENCIA

Desde el cambio de escudo en la Hermandad, a finales de la década de los cincuenta, fueron realizadas en los talleres de Manuel Villarreal.

VARAS DE INSIGNIAS

Son lisas con el escudo de la Hermandad

VARAS DEL ESCUDO PRIMITIVO

Acompañan al Libro de Reglas desde el año 1982 en que se estrenaron. Desde la fundación de la Hermandad y hasta el cambio de escudo hacia los años cincuenta, todas las varas fueron de esta forma.