A lo largo de los años, cada una de las generaciones de devotos y hermanos de esta Hermandad, mediante su duro trabajo y fuerte devoción y fe en Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso, han ido enriqueciendo nuestro patrimonio tanto material, como espiritual y devocional.
Desde esta sección os acercaremos a una pequeña parte de este, dentro de las limitaciones de este medio, para ver más baste con acudir a la quietud de nuestra capilla a rezar ante Él, o seguir sus pasos cada Madrugá.